Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Avascular Necrosis

¿Qué es la necrosis avascular?

Es una enfermedad producida por la falta temporal o permanente de irrigación sanguínea al hueso. Cuando se interrumpe la irrigación sanguínea, el tejido óseo muere y el hueso se destruye. Si la necrosis avascular se presenta cerca de una articulación, es posible que se destruya también la superficie de la articulación.

Esta afección puede producirse en cualquier hueso. Lo más común es que se presente en el extremo de un hueso largo. Puede afectar a uno o a varios huesos simultáneamente o bien a distintos huesos en distintos momentos.

¿Qué causa la necrosis avascular?

Puede ocurrir como consecuencia de lo siguiente:

  • Lesión
  • Fractura
  • Daño a los vasos sanguíneos
  • Uso a largo plazo de medicamentos, como por ejemplo corticoesteroides
  • Consumo excesivo, a largo plazo de bebidas alcohólicas.
  • Afecciones médicas crónicas específicas

¿Cuáles son los factores de riesgo para presentar necrosis avascular?

Los cuales incluyen:

  • Lesión
  • Uso de esteroides
  • Enfermedad de Gaucher
  • Enfermedad de Caisson
  • Consumo de alcohol
  • Trastornos de la sangre, como la anemia de células falciformes
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Pancreatitis
  • Enfermedad de descompresión
  • Estado de hipercoagulación
  • Hiperlipidemia
  • Enfermedad autoinmune
  • VIH

¿Cuáles son los síntomas de la necrosis avascular?

A continuación, se detallan los síntomas más frecuentes de la necrosis avascular. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor articular leve (al principio)
  • Aumento del dolor en las articulaciones a medida que el hueso y las articulaciones comienzan a destruirse
  • Amplitud de movimiento limitada a causa del dolor

Los síntomas de la necrosis avascular pueden parecerse a los de otras afecciones médicas o problemas de los huesos. Siempre hable con su proveedor de atención médica para tener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la necrosis avascular?

Además de una historia clínica completa y un examen físico, tal vez le realicen uno o más de los siguientes estudios:

  • Radiografía. Este estudio utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa radiográfica.
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) Esta es una prueba que combina el uso de radiografías y una computadora para producir imágenes detalladas del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra detalles de los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías comunes.
  • Imágenes por resonancia magnética.  En esta prueba se utilizan imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.
  • Gammagrafía ósea con radionúclidos. Esta técnica de formación de imágenes nuclear que utiliza una cantidad muy pequeña de material radiactivo, que se inyecta en la corriente sanguínea del paciente para su detección por un escáner. Este examen muestra la circulación sanguínea hacia el hueso y la actividad celular dentro de él.
  • Biopsia. Es un procedimiento por el cual se toman muestras de tejido del cuerpo (con una aguja o durante una cirugía) para examinarlas con un microscopio. Se realiza para detectar cáncer u otras células anormales o para eliminar tejido del hueso afectado.
  • Evaluación funcional del hueso. Exámenes, por lo general quirúrgicos, que tienen por finalidad medir la presión dentro del hueso.

¿Cómo se trata la necrosis avascular?

El tratamiento específico para la necrosis avascular lo determinará su proveedor de atención médica según lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia clínica
  • La gravedad de la enfermedad
  • La ubicación y cantidad de hueso afectado
  • La causa principal de la enfermedad
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • Las expectativas respecto de la evolución de la enfermedad
  • Su opinión o preferencia

El objetivo del tratamiento es mejorar el funcionamiento y evitar mayores daños en el hueso o en la articulación afectados. Para impedir la desintegración de las articulaciones es preciso recurrir a tratamientos, que pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos. (para controlar el dolor).
  • Aparatos de asistencia (para reducir la presión sobre el hueso o la articulación afectados).
  • Descompresión intraósea. En este procedimiento quirúrgico, se retira la capa interna del hueso para reducir la presión, aumentar la circulación sanguínea y demorar o detener la destrucción del hueso y/o la articulación.
  • Osteotomía. Es un procedimiento quirúrgico para modificar la forma del hueso y reducir la presión sobre la zona afectada.
  • Injerto óseo. En este procedimiento quirúrgico, se trasplanta a la zona afectada hueso sano de otra parte del cuerpo del mismo paciente.
  • Reemplazo de articulación. Este procedimiento quirúrgico extirpa y reemplaza una articulación con artritis o dañada por una articulación artificial. Esta opción se puede tener en cuenta solo después de que otras opciones de tratamiento no hayan podido aliviar el dolor y/o la discapacidad.

Otros tratamientos pueden incluir la estimulación eléctrica y terapias de combinación para promover el crecimiento del hueso.

Puntos clave sobre la necrosis avascular

  • Es una enfermedad producida por la falta temporal o permanente de irrigación sanguínea al hueso. Lo más común es que se presente en el extremo de un hueso largo.
  • La necrosis avascular puede deberse a una lesión, al uso de medicamentos o de alcohol.  
  • Los síntomas pueden incluir dolor en la articulación y un rango de movimientos limitado.
  • Se pueden usar medicamentos, dispositivos de ayuda o cirugía para mejorar el funcionamiento o evitar mayores daños en el hueso o en la articulación afectados.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo la visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.
Revisor médico: Berry, Judith, PhD, APRN
Revisor médico: Horowitz, Diane, MD
Última revisión: 6/1/2016
© 2000-2017 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
CareFirst Resources

Powered by StayWell
About | Disclaimer