Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Neurología
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Al inicio
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Electromyography

¿Qué es una electromiografía?

Una electromiografía (EMG) mide la respuesta muscular o la actividad eléctrica en respuesta a una estimulación nerviosa de su músculo. Este estudio se usa para ayudar a detectar anomalías neuromusculares.

Durante el estudio, una o más agujas pequeñas (también llamadas electrodos) se introducen en el músculo a través de la piel. La actividad eléctrica que captan los electrodos se muestra en un osciloscopio (un monitor que muestra la actividad eléctrica en forma de ondas). Un amplificador de sonido se usa para poder oír la actividad.

La electromiografía mide la actividad eléctrica del músculo en reposo, en una contracción leve y en una contracción enérgica. El tejido muscular normalmente no produce señales eléctricas durante el reposo. Cuando se introduce un electrodo, se puede observar un breve período de actividad en el osciloscopio pero, luego, no debería haber ninguna señal.

Después de que se han colocado todos los electrodos, posiblemente le pidan que contraiga el músculo, por ejemplo, levantando o doblando la pierna. El potencial de acción (el tamaño y la forma de la onda) que esta contracción crea en el osciloscopio proporciona información sobre la capacidad del músculo de responder cuando los nervios reciben estimulación. Cuando usted contrae el músculo más enérgicamente, se activan más y más fibras, produciendo potenciales de acción.

Un músculo sano no muestra actividad eléctrica (no hay signos de potencial de acción) durante el reposo, solo cuando se contrae. No obstante, si el músculo está lesionado o no recibe información de los nervios, puede presentar actividad eléctrica durante el reposo. Cuando se contrae, su actividad eléctrica puede producir patrones anormales.

El resultado anormal de una electromiografía puede ser signo de diversos trastornos musculares o nerviosos, por ejemplo:

  • Polimiositis (una enfermedad muscular inflamatoria que causa una disminución de la fuerza muscular)
  • Distrofia muscular (una enfermedad genética crónica que afecta progresivamente el funcionamiento de los músculos)
  • Miastenia grave (un trastorno genético o inmunitario que ocurre en el punto donde el nervio se conecta con el músculo)
  • Miotonía (rigidez de los músculos)

Un procedimiento relacionado que puede realizarse es un estudio de conducción nerviosa. El estudio de conducción nerviosa es una medición de la velocidad de conducción de un impulso eléctrico a través de un nervio. Este estudio permite determinar el daño y la destrucción de los nervios y suele hacerse al mismo tiempo que la electromiografía. Ambos procedimientos ayudan a detectar la presencia, ubicación y alcance de las enfermedades que dañan los nervios y los músculos.

. Both tests help detect the presence, location, and extent of diseases that damage the nerves and muscles.

¿Por qué podría necesitar una electromiografía?

La electromiografía suele usarse junto con el estudio de conducción nerviosa para detectar la diferencia entre un trastorno muscular y un trastorno nervioso. El estudio de conducción nerviosa detecta si hay problemas con los nervios, mientras que la electromiografía detecta enfermedades que surgen de problemas con el músculo en sí. La electromiografía también detecta otros problemas que son consecuencia de cómo influyen en los músculos otros sistemas, como los nervios.

La electromiografía puede realizarse para identificar la causa de los síntomas, por ejemplo, debilidad muscular, deformidad, espasticidad, atrofia y rigidez. También puede emplearse para detectar si una persona tiene verdadera debilidad muscular o si la debilidad es a causa del dolor o por motivos psicológicos.

La electromiografía puede usarse para evaluar muchos problemas o trastornos, entre los cuales se incluyen los siguientes:

  • Enfermedades neuromusculares, como la miastenia grave
  • Problemas de motricidad, como espasmos musculares involuntarios
  • Compresión o lesión de los nervios, como el síndrome del túnel carpiano

ANerv_20140108_v0_001

  • Lesión de las raíces nerviosas, como ciática
  • Degeneración de músculos, como distrofia muscular

Es posible que haya otras razones para que su proveedor de atención médica le recomiende realizarse una electromiografía.

¿Cuáles son los riesgos de una electromiografía?

Es posible sentir cierta molestia, similar a la sensación de una inyección o aguja de acupuntura, cuando los electrodos con forma de aguja penetran en el músculo. Luego, puede sentir el músculo dolorido durante algunos días y el lugar donde se pinchó con la aguja puede amoratarse.

La colocación de los electrodos también puede causar resultados falsos en una biopsia muscular o en análisis de sangre en los que se miden las enzimas musculares.

Las personas que reciben tratamiento anticoagulante (medicamentos para diluir la sangre, como la warfarina) no deben realizarse una electromiografía, ya que los electrodos de aguja pueden causar sangrado dentro del músculo.

Es posible que existan otros riesgos según su afección específica. Recuerde hablar con su proveedor de atención médica sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una electromiografía?

Pídale a su proveedor de atención médica que le diga qué debería hacer antes de su estudio. Debajo encontrará una lista de los pasos comunes que probablemente le pidan dar para prepararse:

  • Su proveedor de atención médica le explicará el procedimiento y usted podrá hacer preguntas.
  • Le pedirán que firme un formulario de consentimiento para autorizar que se realice el procedimiento. Lea el formulario atentamente y pregunte si algo no le resulta claro.
  • En general, no es necesario hacer ayuno antes del estudio. En algunos casos, podrán restringirle el consumo de cigarrillos y bebidas que contienen cafeína, como el café, el té y las bebidas cola, entre 2 y 3 horas antes del estudio.
  • Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que tome.
  • Avísele a su proveedor de atención médica si tiene un marcapasos.
  • Vístase con ropa que sea fácil de quitar o que permita acceder a la zona que se va a evaluar.
  • Suspenda el uso de lociones o aceites para la piel durante unos días antes del procedimiento, o al menos el mismo día del examen.
  • Es posible que le receten un sedante o un calmante para el dolor antes del procedimiento. Si le administran un sedante, podrá ser necesario que otra persona le lleve en automóvil a su casa después del procedimiento.
  • Según su afección, es posible que su proveedor de atención médica le pida alguna otra preparación específica.

¿Qué sucede durante una electromiografía?

Una electromiografía se puede hacer en forma ambulatoria o durante su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar según su afección y la forma de trabajo de su proveedor de atención médica. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que sucederá durante su estudio.

La electromiografía la realiza un neurólogo (un médico que se especializa en enfermedades del cerebro y los nervios), aunque es posible que algunas partes del estudio estén a cargo de un técnico.

La electromiografía suele realizarse inmediatamente después de un estudio de conducción nerviosa (una prueba en la que se mide el flujo de corriente que atraviesa un nervio antes de llegar al músculo, en lugar de la respuesta del músculo mismo).

En general, en un procedimiento de electromiografía se sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite la ropa, las joyas, horquillas del cabello, anteojos, audífonos u otros objetos de metal que puedan interferir con el procedimiento.
  2. Si le piden que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se ponga.
  3. Le pedirán que permanezca sentado o que se acueste para realizar el estudio.
  4. Un neurólogo localizará los músculos que se estudiarán.
  5. Le limpiarán la piel con una solución antiséptica. Luego, le introducirán una aguja fina, estéril, en el músculo. Debajo del cuerpo le colocarán una placa de metal.
  6. Posiblemente sea necesario colocarle diez o más agujas para el estudio. Tal vez sienta un dolor leve cuando le introduzcan los electrodos pero, en general, no se siente dolor.
  7. Si el estudio le causa dolor, debe avisarle al profesional a cargo, porque puede interferir con los resultados.
  8. Le pedirán que se relaje y, luego, que contraiga los músculos con suavidad o con fuerza.
  9. Se medirá la actividad eléctrica del músculo que está trabajando y esa actividad se mostrará en el osciloscopio. También podrá usarse un amplificador de sonido para que sea posible evaluar tanto el aspecto como el sonido de los potenciales eléctricos. Si se conecta un grabador al amplificador de sonido, cuando contraiga el músculo, posiblemente oiga un sonido parecido al granizo al caer sobre un techo de hojalata.

¿Qué sucede después de una electromiografía?

Después del estudio, le quitarán los electrodos. Inmediatamente después de finalizar, es posible que le den calmantes para el dolor y le apliquen compresas tibias en la zona afectada.

El músculo puede quedar algo dolorido durante un día aproximadamente después del procedimiento. Infórmele a su proveedor de atención médica si aumenta el dolor o la sensibilidad o si tiene hinchazón o pus en los lugares donde le colocaron las agujas.

Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones después del procedimiento, según su situación en particular.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Qué resultados esperar y qué significan.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.
  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.
  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.
  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • A quién llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.
Revisor médico: Shelat, Amit, MD
Revisor médico: Turley, Ray, BSN, MSN
Última revisión: 11/1/2016
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
CareFirst Resources
Follow Us

Powered by StayWell
About Us | Disclaimer