Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Cirugías y procedimientos
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Al inicio
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Positron Emission Tomography

¿Qué es una tomografía PET?

Una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) es un tipo de prueba de diagnóstico por imágenes de la medicina nuclear. Se usa para examinar diferentes tejidos del cuerpo a fin de identificar ciertas afecciones. Para eso, observa el flujo sanguíneo, el metabolismo y el uso de oxígeno. También se puede usar una tomografía PET para comprobar qué tan bien está funcionando el tratamiento de ciertas afecciones.

En una tomografía PET, se usa una pequeña cantidad de una sustancia radiactiva, llamada trazador radiactivo, para mostrar el metabolismo de un órgano o tejido en particular. Esta prueba le da al proveedor de atención médica información sobre el funcionamiento y la estructura de ese órgano o tejido. También le brinda información sobre sus propiedades bioquímicas. Una tomografía PET puede detectar cambios bioquímicos en un órgano o tejido que son señales de un proceso de enfermedad antes de que los cambios físicos relacionados con la enfermedad se puedan ver con otras técnicas de diagnóstico por imágenes, tales como la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RNM).

Muchas veces, las tomografías PET se hacen junto con tomografías computarizadas (eso se llama estudio TC/PET) para brindar más información sobre cambios metabólicos y el lugar exacto del cuerpo en el que se están produciendo.

Para la tomografía PET se usa una cámara especial que detecta los positrones emitidos por el trazador radiactivo en el órgano o tejido que se está examinando.

Los trazadores radiactivos se unen a una sustancia química que un órgano o tejido particular usa durante el metabolismo. Tales sustancias pueden ser glucosa, carbono u oxígeno. Por ejemplo, en las tomografías PET del cerebro, se aplica una sustancia radiactiva a la glucosa para generar un radionúclido llamado fluorodesoxiglucosa (FDG), porque el cerebro usa glucosa para su metabolismo. La FDG se usa mucho en las tomografías PET.

Pueden usarse otras sustancias en las tomografías PET, según el propósito con que se haga el estudio. Si se desea analizar el flujo sanguíneo y la perfusión de un órgano o tejido, el radionúclido puede ser un tipo de oxígeno, carbono, nitrógeno o galio radiactivo.

El azúcar o trazador radiactivo se introduce en una vena a través de una línea intravenosa (IV). Se mueve por la sangre y se acumula en zonas donde hay mucha actividad de las células. Durante ese tiempo, el tomógrafo PET se mueve lentamente sobre el cuerpo. Una computadora genera un mapa del cuerpo. La cantidad de radionúclidos acumulados en el tejido afectan el brillo con que el tejido se verá en la imagen. También indica el nivel de azúcar absorbido o la actividad de las células en ese órgano o tejido.

Por ejemplo, las células cancerosas usan mucho azúcar y se verán como manchas brillantes (a las que se hace referencia como “puntos calientes”) en una tomografía PET. El tejido cardíaco dañado tendrá menos actividad y usará menos azúcar. Podría aparecer como una mancha más oscura en comparación con el tejido normal del corazón.

¿Por qué podría necesitar una tomografía PET?

Por lo general, las tomografías PET se usan para evaluar órganos o tejidos para ver si presentan enfermedades u otras afecciones. Los siguientes pueden ser motivos más específicos para realizar una tomografía PET:

  • Para diagnosticar afecciones neurológicas tales como:
    • Enfermedad de Alzheimer y otras demencias
    • Enfermedad de Parkinson (una enfermedad progresiva del sistema nervioso que causa un temblor leve, debilidad muscular y un tipo peculiar de moverse)
    • Enfermedad de Huntington (una enfermedad hereditaria del sistema nervioso que causa demencia que va en aumento, movimientos involuntarios extraños y una postura anormal)
    • Epilepsia (un trastorno del cerebro que incluye convulsiones recurrentes)
    • Ataque cerebral
  • Para ubicar la zona específica que debe alcanzarse durante una cirugía del cerebro
  • Para evaluar el cerebro después de una lesión y ver si hay un coágulo sanguíneo o sangrado, o si hay un suministro adecuado de sangre y oxígeno en el tejido del cerebro
  • Para detectar si un cáncer se propagó desde su lugar original hacia otros lugares del cuerpo
  • Para ver qué tan bien está funcionando el tratamiento para el cáncer
  • Para evaluar el flujo sanguíneo hacia el músculo cardíaco y ver si se necesita tratamiento para mejorar el flujo sanguíneo hacia el corazón. También para determinar los efectos de un ataque al corazón
  • Para identificar mejor lesiones en los pulmones o masas que se hayan visto en una radiografía o tomografía computarizada del pecho
  • Para ver si un cáncer volvió después del tratamiento y encontrarlo antes de lo que permiten otras pruebas de diagnóstico

Es posible que haya otras razones para que su proveedor de atención médica le recomiende realizarse una tomografía PET.

¿Cuáles son los riesgos de una tomografía PET?

La cantidad del radionúclido inyectado en su vena para el procedimiento es muy pequeña y no hay necesidad de tomar precauciones contra la exposición a radiactividad. La inyección del radionúclido puede causar una ligera molestia. Las reacciones alérgicas al radionúclido son poco frecuentes, pero pueden ocurrir. Avise a su proveedor de atención médica si es alérgico o sensible a medicamentos, tinturas de contraste, yodo o látex.

A algunas personas, tener que estar acostadas sobre la mesa de examen durante el procedimiento puede causarles cierta molestia o dolor.

Informe a su proveedor si está o cree que puede estar embarazada, o si está amamantando.

Es posible que existan otros riesgos según su afección específica. Dígale a su proveedor de atención médica todos los problemas médicos que tenga.

Existen determinados factores o afecciones que pueden interferir con la precisión de un. tomografía PET, por ejemplo:

  • Niveles altos de glucosa en la sangre en las personas diabéticas
  • Haber consumido cafeína, bebidas alcohólicas o tabaco dentro de las 24 horas previas al procedimiento
  • Exceso de ansiedad (puede afectar el funcionamiento del cerebro)
  • Medicamentos, tales como insulina, tranquilizantes y sedantes
  • Afecciones neurológicas o psiquiátricas que le impidan quedarse acostado inmóvil

Avise a su proveedor de atención médica si cualquiera de las situaciones antes descritas se aplican a su caso.

¿Cómo me preparo para una tomografía PET?

  • Su proveedor de atención médica le explicará el procedimiento y usted podrá hacer preguntas. Haga una lista con sus preguntas para conversar con su proveedor de atención médica antes del procedimiento. Piense en la posibilidad de llevar a un familiar o amigo de su confianza a la cita médica para que le ayude a recordar sus preguntas y dudas, y para que tome notas.
  • Le pedirán que firme un formulario de consentimiento para autorizar a que se realice el procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.
  • Recuerde avisar a su proveedor de atención médica, al radiólogo o al tecnólogo si tiene alergia o es sensible al látex, medicamentos, tinturas de contraste y/o al yodo.
  • Deberá hacer ayuno (no comer) por cierto período antes del procedimiento, por lo general, al menos unas cuatro horas. Su proveedor de atención médica le dará instrucciones especiales con anticipación para que sepa cuánto tiempo debe estar sin comer ni beber nada. Su proveedor de atención médica también le dirá si debe usar o no sus medicamentos habituales antes de la tomografía PET.
  • Informe a su proveedor de atención médica si está o cree que puede estar embarazada.
  • Asegúrese de que su proveedor de atención médica tenga una lista de todos los medicamentos (recetados y de venta libre) y todas las hierbas, vitaminas y suplementos que esté tomando.
  • No debería consumir nada de cafeína ni alcohol, ni tampoco usar tabaco, por al menos 24 horas antes del procedimiento.
  • Si tiene diabetes y usa insulina, puede que le indiquen que use su dosis de insulina previa al procedimiento junto con una comida tres o cuatro horas antes del procedimiento. Su proveedor de atención médica le dará instrucciones específicas según su caso. Asimismo, puede que le midan su nivel de azúcar en la sangre en ayunas antes del procedimiento. Si su nivel de azúcar en la sangre es alto, puede que le den insulina para bajarlo.
  • Según su afección, es posible que su proveedor de atención médica le dé otras instrucciones sobre qué hacer antes del procedimiento.

¿Qué sucede durante una tomografía PET?

Las tomografías PET pueden hacerse en forma ambulatoria o durante su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar según su afección y la forma de trabajo de su proveedor de atención médica.

Por lo general, una tomografía PET sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite la ropa, las joyas u otros objetos que puedan interferir con la tomografía. Es posible que le coloquen en su muñeca un brazalete con su nombre y un número de identificación. Probablemente le coloquen un segundo brazalete si tiene alguna alergia.
  2. Si le piden que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se ponga.
  3. Le pedirán que vacíe su vejiga antes del procedimiento.
  4. Le colocarán una vía intravenosa (IV) en su mano o brazo para inyectarle el marcador radiactivo. (Según el tipo de tomografía PET, quizás deba inhalar o tragar el trazador).
  5. Para ciertos tipos de estudios del abdomen o la pelvis, puede ser necesario colocarle un catéter en la vejiga para drenar la orina durante el procedimiento.
  6. En algunos casos, puede hacerse una exploración inicial antes de que le inyecten el trazador radiactivo, según el tipo de estudio que vayan a hacerle.
  7. Estará en una silla o en una mesa en una sala tranquila.
  8. Le inyectarán el trazador radiactivo en su vena. Permitirán que el trazador se concentre en el órgano o tejido por entre 45 y 60 minutos. Usted permanecerá en el centro médico durante este tiempo y le pedirán que descanse tranquilo. Usted no representará un peligro para otras personas, ya que el marcador emite menos radiación que una radiografía común.
  9. Una vez que el trazador se absorbió por cierto período de tiempo, lo pondrán sobre una tabla mullida dentro del aro del tomógrafo y comenzará la exploración. El tomógrafo se moverá lentamente sobre la parte del cuerpo que se está estudiando.
  10. Una vez completado el procedimiento, le quitarán la vía intravenosa (IV). Si le habían colocado un catéter urinario, también lo quitarán.

Si bien el procedimiento de tomografía PET en sí mismo no produce dolor, tener que permanecer quieto durante el procedimiento puede causar alguna molestia o dolor, especialmente si recientemente tuvo una una cirugía o una lesión en una articulación. El tecnólogo utilizará todas las medidas posibles para que se sienta cómodo y realizará el procedimiento lo más rápido posible para minimizar cualquier molestia o dolor que tenga.

¿Qué sucede después de una tomografía PET?

Asegúrese de moverse lentamente cuando se levante de la mesa de exploración para evitar marearse.

Le indicarán beber abundante cantidad de líquido y vaciar su vejiga con regularidad durante las 24 a 48 horas posteriores a la prueba. Eso ayudará a eliminar el trazador que quede en su cuerpo.

Le quitarán la vía IV y le controlarán el lugar donde estaba insertada para ver si presenta enrojecimiento o hinchazón. Avise a su proveedor de atención médica si nota algún dolor, enrojecimiento o inflamación en el lugar donde estaba la vía IV después de que haya vuelto a casa. Puede ser un signo de infección u otro tipo de reacción.

Su proveedor de atención médica puede darle instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, según su situación en particular.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Qué resultados esperar y lo que significan.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o complicaciones.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.
  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.
  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.
  • Si hay alguna prueba o procedimiento alternativos que podría considerar.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • A quién debe llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.
Revisor médico: Fraser, Marianne, MSN, RN
Revisor médico: Gandelman, Glenn, MD, MPH
Última revisión: 3/13/2016
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
CareFirst Resources
Follow Us

Powered by StayWell
About Us | Disclaimer