Imprima Envíe a un amigo

Descripción General del Procedimiento

Motivos para el Procedimiento

Riesgos del Procedimiento

Antes del Procedimiento

Durante el Procedimiento

Después del Procedimiento

Los Recursos en la Red

Gammagrafía Ósea

(Gammagrafía ósea)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es una gammagrafía ósea?

La gammagrafía ósea es un procedimiento radiológico especializado que se utiliza para examinar los diferentes huesos del esqueleto a fin de identificar determinadas enfermedades. La gammagrafía ósea también puede utilizarse para hacer un seguimiento del progreso del tratamiento de algunas enfermedades.

La gammagrafía ósea es un tipo de procedimiento de radiología nuclear. Esto significa que durante el procedimiento se utiliza una pequeña cantidad de sustancia radiactiva para ayudar en el examen de los huesos. La sustancia radiactiva, llamada radionúclido (radiofármaco o trazador radiactivo), se acumula dentro del tejido óseo en los lugares donde el metabolismo está alterado o donde existe un crecimiento del tejido óseo anormal.

El radionúclido que se utiliza con mayor frecuencia en las gammagrafías óseas es el difosfonato de tecnecio. El radionúclido emite un tipo de radiación conocida como radiación gamma. Ésta es captada por un escáner que procesa la información y la transforma en una fotografía de los huesos.

Las áreas en las que se concentra el radionúclido se denominan “zonas calientes” y pueden indicar la presencia de afecciones como tumores óseos malignos (cancerosos), metástasis de cáncer óseo (cáncer que se diseminó desde otra zona, por ejemplo, los pulmones), infecciones óseas, traumatismo de huesos que no se detectan en las radiografías comunes y otros trastornos que afectan a los huesos.

Otros procedimientos relacionados que pueden usarse para diagnosticar problemas óseos incluyen radiografías de las extremidades o de la columna vertebral, tomografía computarizada (TC) de los huesos, resonancia magnética nuclear (RMN) de los huesos y biopsia de huesos. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Razones para realizar el procedimiento

Las gammagrafías óseas se utilizan principalmente para detectar la diseminación del cáncer metastásico. Debido a que las células cancerosas se multiplican rápidamente, aparecerán como una zona caliente en la gammagrafía ósea. Esto se debe al aumento del metabolismo, o actividad celular, de las células cancerosas. Las gammagrafías óseas también pueden realizarse en pacientes con cáncer para determinar el estadio del cáncer antes y después del tratamiento a fin de evaluar la eficacia del tratamiento utilizado.

Las gammagrafías óseas también pueden realizarse por otros motivos, entre ellos:

  • evaluar el traumatismo de hueso en situaciones en que las radiografías comunes no muestran traumatismo

  • detectar fracturas difíciles de localizar

  • determinar la antigüedad de fracturas

  • detectar o evaluar infecciones óseas (osteomielitis)

  • controlar algunos trastornos óseos degenerativos

  • evaluar el dolor de huesos sin causa aparente

  • detectar afecciones como artritis, tumores óseos benignos, enfermedad de Paget (trastorno óseo que generalmente afecta a personas mayores de 50 años en el cual se presenta una inflamación crónica de los huesos, que provoca un engrosamiento y reblandecimiento de los huesos y el encorvamiento de los huesos largos) y necrosis aséptica (muerte del tejido óseo que no es provocada por una infección)

Su médico puede recomendarle una gammagrafía ósea por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

La cantidad de radionúclido inyectado en la vena para el procedimiento es bastante pequeña, por lo que no hay necesidad de tomar precauciones contra la exposición radiactiva. La inyección del radionúclido puede causar una ligera molestia. Las reacciones alérgicas al radionúclido son poco frecuentes, pero pueden ocurrir.

Para algunos pacientes, tener que estar acostados sin moverse sobre la mesa de exploración durante el procedimiento podría causarles cierta molestia o dolor.

Los pacientes con alergia o sensibilidad a medicamentos, colorantes de contraste, mariscos, o al látex deben informarlo a su médico.

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico debido al riesgo de lesionar al feto con una gammagrafía ósea. Si está lactando o amamantando, debe informárselo a su médico debido al riesgo de contaminar la leche materna con el radionúclido.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Es posible que se le pida que firme un formulario de consentimiento mediante el que autoriza la realización de la prueba. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • En general, no se requiere preparación previa, como el ayuno o la sedación, antes de una gammagrafía ósea.

  • Informe al radiólogo o al tecnólogo si tiene alergia o sensibilidad a medicamentos, colorantes de contraste o yodo.

  • Si está embarazada o sospecha que puede estar embarazada, debe informárselo a su médico.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Imagen de un paciente y un técnico durante un estudio
Gammagrafía ósea

La gammagrafía ósea puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, una gammagrafía ósea sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Si le indican que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se la ponga.

  3. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano para inyectar el radionúclido.

  4. Le inyectarán el radionúclido en la vena. Se dejará que el radionúclido se concentre en el tejido óseo durante un período de una a tres horas. Se le permitirá caminar o incluso abandonar el hospital durante este período. Usted no representará un riesgo para otras personas, ya que el radionúclido emite menos radiación que las radiografías tradicionales.

  5. Durante el período de espera, deberá beber varios vasos de agua (cuatro a seis vasos) para ayudar a eliminar el radionúclido que no se concentre en el tejido óseo.

  6. Si la gammagrafía ósea se realiza para detectar una infección ósea, es posible que se realice una serie de exploraciones inmediatamente después de la inyección del radionúclido. Una vez que el radionúclido se haya concentrado en el tejido óseo, se realizará una nueva serie de exploraciones.

  7. Cuando el radionúclido se haya concentrado en el tejido óseo durante el tiempo necesario, se le pedirá que vacíe la vejiga antes del comienzo del estudio. La vejiga llena puede deformar los huesos de la pelvis y puede provocar molestias durante las exploraciones, que pueden llevar hasta una hora.

  8. Se le pedirá que permanezca acostado sin moverse sobre una mesa de exploración, ya que cualquier movimiento puede afectar la calidad del estudio.

  9. El escáner se moverá lentamente sobre su cuerpo varias veces para detectar los rayos gamma emitidos por el radionúclido en el tejido óseo.

  10. Es posible que se lo cambie de posición durante el examen para obtener vistas específicas de los huesos.

  11. Cuando se haya completado el estudio, se quitará la vía intravenosa.

Aunque la gammagrafía ósea en sí misma no causa dolor, tener que permanecer inmóvil durante todo el procedimiento podría producir cierta molestia o dolor, particularmente en el caso de tener una reciente lesión o procedimiento invasivo como una cirugía. El tecnólogo empleará todas las medidas posibles para que usted esté cómodo y finalizar el procedimiento cuanto antes para minimizar cualquier incomodidad o dolor.

Después del procedimiento

Debe moverse lentamente cuando se levante de la mesa de exploración, para evitar mareos o aturdimiento por haber estado acostado durante todo el procedimiento.

Se le indicará que beba abundante líquido y que vacíe la vejiga con frecuencia durante 24 a 48 horas después del procedimiento para ayudar a eliminar el radionúclido restante del cuerpo.

Se controlará el lugar de la vía IV para detectar cualquier signo de enrojecimiento o hinchazón. Si siente dolor u observa enrojecimiento y/o hinchazón en el lugar de la vía IV al volver a su casa luego del procedimiento, debe informar al médico, ya que esto podría ser un indicio de infección u otro tipo de reacción.

No debería someterse a ningún otro procedimiento con radionúclido durante las siguientes 24 a 48 horas después de la gammagrafía ósea.

Puede reanudar su dieta y actividades normales, a menos que el médico le indique lo contrario.

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos)

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

Arthritis Foundation (La Fundación para la Artritis)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institute of Child Health and Human Development (Instituto Nacional de la Salud Infantil y del Desarrollo Humano)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 2/5/2010
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.