Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Ejercicios de cierre de labios

¿Qué son los ejercicios de cierre de labios?

Los ejercicios de cierre de labios se realizan para ayudar a mejorar la deglución. Son un tipo de tratamiento para la disfagia (dificultad para tragar). Los ejercicios pueden ayudar a aumentar la fuerza y​la movilidad del labio con el tiempo. Esto puede ayudar a la capacidad de tragar. A veces se hacen junto con otros tipos de ejercicios de deglución (tragar).

Antes de tragar (deglutir), usted debe masticar la comida hasta lograr un tamaño, una forma y una textura que pueda tragar. Al tragar, ese material pasa por su boca y baja a través de partes de su garganta llamadas faringe y laringe. Desde allí, la comida o el líquido baja por un tubo largo (esófago) antes de entrar en su estómago. Este movimiento requiere una serie de acciones que deben realizar los músculos de estas zonas.

La debilidad de los músculos de cualquiera de estas zonas puede dificultar la deglución normal. Probablemente un patólogo del habla (SLP, por sus siglas en ingles) le indique ejercicios específicos para mejorar su deglución. Los ejercicios de deglución pueden darle más fuerza, movilidad y control de estos músculos. Con el tiempo, es posible que le ayuden a volver a tragar normalmente.

¿Por qué podría necesitar ejercicios de cierre de labios?

Probablemente necesite hacer ejercicios de cierre de labios si tiene disfagia. La disfagia puede hacer que vaya comida o líquidos hacia sus vías respiratorias o pulmones (aspiración). Esto puede llevar a neumonía y otros problemas. Por esta razón, es importante identificar y tratar rápidamente su disfagia si usted la tiene.

Afecciones médicas pueden dar lugar a disfagia. Por ejemplo:

  • Ataque cerebral (accidente cerebrovascular)

  • Lesión en el cerebro o la médula espinal

  • Demencia

  • Afecciones que reducen la cantidad de saliva (como el síndrome de Sjogren)

  • Enfermedad de Parkinson u otros trastornos neurológicos

  • Distrofias musculares

  • Obstrucción en el esófago (por ejemplo, a causa de un tumor)

Es más probable que un SLP le prescriba ejercicios de cierre de labios, si piensa que está teniendo problemas con la primera fase de la deglución. Por ejemplo, esto podría ocurrir debido a una lesión en la boca o después de un accidente cerebrovascular.

¿Cuáles son los riesgos de los ejercicios de cierre de labios?

Los ejercicios de cierre de labios son seguros. Si siente alguna molestia, puede dejar de hacerlos. Avísele enseguida a su médico o terapeuta. No practique estos ejercicios a menos que alguien de su equipo médico se los prescriba.

¿Cómo me preparo para los ejercicios de cierre de labios?

Antes de comenzar estos ejercicios de cierre de labios, es posible que necesite cambiar la posición de su cuerpo. Su SLP le dará instrucciones sobre cómo hacerlo, si fuese necesario. Por ejemplo, es posible que sea mejor si hace estos ejercicios fuera de la cama.

También es mejor eliminar las distracciones del entorno. Apague la televisión y haga los ejercicios en un momento que no tenga visitas. Esto le permitirá centrarse en sus ejercicios y obtener el mayor beneficio de ellos. Puede hacer los ejercicios en cualquier momento que le resulte cómodo. Su fonoaudiólogo le dará indicaciones de si necesita hacer algún otro preparativo.

¿Qué ocurre durante los ejercicios de cierre de labios?

Los ejercicios dependerán de la naturaleza exacta de su problema de deglución. Por ejemplo, es posible que tenga un problema con la primera fase de la deglución, antes de que el material alimenticio salga de su boca. Si es así, puede beneficiarse de trabajar los músculos en esta región. Esto incluye sus mejillas, lengua y labios. En este caso, los ejercicios de cierre de labios pueden ayudarle a mantener la comida dentro de la boca, manejar los alimentos y moverlos hacia la faringe. Si tiene un problema con etapas posteriores de la deglución, el SLP puede darle diferentes ejercicios de deglución.

Puede hacerlos en la habitación del hospital o en casa. A menudo los puede hacer por su cuenta, pero también puede trabajar con un profesional de la salud para practicarlos.

Su SLP puede mostrarle los ejercicios específicos que debe hacer y explicarle con qué frecuencia hacerlos. Por ejemplo, pueden pedirle que:

  • Presione sus labios con fuerza durante 5 segundos. Relájelos y repita 5 veces.

  • Presione firmemente los labios alrededor de un depresor de lengua, mientras alguien trata de sacárselo, durante 5 segundos. Relájelos y repita 5 veces.

  • Llene sus mejillas de aire y mover el aire de una mejilla a la otra 5 veces, sin que el aire escape de los labios o la nariz. Relájelos y repita 5 veces.

Su SLP puede decirle cómo realizar cada ejercicio y con qué frecuencia debe practicarlos. En muchos casos, tendrá que practicar sus ejercicios varias veces al día para su mayor beneficio.

Probablemente hará ejercicios para mejorar el cierre de los labios junto con otros tipos de ejercicios para mejorar la forma en que traga. En ese caso, hágalos todas las veces en el mismo orden. Eso le ayudará a no olvidarse de ningún ejercicio.

¿Qué ocurre después de los ejercicios de cierre de labios?

Puede reanudar sus actividades normales inmediatamente después de terminar la práctica de los ejercicios de cierre de labios y otros ejercicios.

Como parte de su plan de tratamiento, su médico y SLP pueden prescribirle otros tratamientos. Estos pueden incluir cambios en su dieta, cambios en la posición para comer, medicamentos o cirugía.

Es una buena idea mantener un registro cada vez que realice sus ejercicios de deglución. Esto le servirá como un recordatorio de hacerlos según las indicaciones médicas. También le dará información valiosa sobre su progreso a su SLP. Anote qué ejercicios hizo y cuándo los hizo. También tenga en cuenta cualquier problema, de modo que pueda hablarlos con su SLP.

Su SLP y el equipo médico pueden modificar los ejercicios, mientras evalúan su progreso a través del tiempo. Es posible que le hagan exámenes clínicos de deglución. Y es posible que necesite diagnóstico por imágenes, como por ejemplo, una evaluación de la deglución con fibra óptica (FEES, por sus siglas en inglés). Es posible que tarde algunas semanas en notar que está tragando mejor.

A medida que su capacidad de tragar mejora, su riesgo de aspiración se reducirá. Su SLP puede modificar su dieta y permitirle comer determinados tipos de alimentos de nuevo. Esto puede mejorar su nutrición, su salud general y su calidad de vida. Quizás siga teniendo problemas para tragar incluso después de haber practicado estos ejercicios con regularidad. Su logopeda le dirá qué tipo de avances puede esperar.

Siga practicando todos los ejercicios de deglución que le haya indicado su logopeda. Obtendrá los mejores beneficios si sigue la terapia exactamente como le indicaron. Su avance será menor si saltea sesiones de práctica. Colabore estrechamente con todos los integrantes de su equipo de atención médica. Eso aumentará sus posibilidades de tener un buen resultado.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.

  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.

  • Qué resultados esperar y qué significan.

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.

  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.

  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.

  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.

  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.

  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.

  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.

  • A quién llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.

Revisor médico: Jothi, Sumana, MD
Revisor médico: Kolbus, Karin, RN, DNP, COHN-S
Última revisión: 11/1/2016
© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
CareFirst Resources

Powered by StayWell
About | Disclaimer