Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Enciclopedia
Translate

Lesión en la cabeza

¿Qué es una lesión en la cabeza?

Las lesiones en la cabeza son una de las causas más comunes de discapacidad y muerte en adultos. La lesión puede ser tan suave como un chichón, moretón (contusión), o corte en la cabeza, o puede ser de moderado a severo debido a un conmoción, corte profundo o herida abierta, hueso(s) fracturado(s) del cráneo, o de hemorragia interna y daños al cerebro.

Una lesión en la cabeza es un término amplio que describe toda una serie de lesiones que afectan al cuero cabelludo, cráneo y tejido subyacente y vasos sanguíneos en la cabeza. Las lesiones en la cabeza también se conocen comúnmente como lesión cerebral. o lesión cerebral traumática (TBI), dependiendo de la extensión del traumatismo craneal.

Las lesiones en la cabeza están aumentando dramáticamente, cerca de 1.7 millones de personas tienen una TBI cada año. Millones de estadounidenses que han tenido una lesión en la cabeza y que están vivos hoy necesitan ahora ayuda con actividades de la vida diaria, costándole al país más de $56 millones por año.

¿Cuáles son los tipos diferentes de lesiones en la cabeza?

Los siguientes son algunos de los diferentes tipos de lesiones en la cabeza:

  • Conmoción. Una conmoción es una lesión en el área de la cabeza que puede causar pérdida de la consciencia o del estado de alerta durante unos pocos minutos hasta una pocas horas después del evento traumático.

  • Fractura del cráneo. Una fractura del cráneo es la ruptura del hueso del cráneo. Hay cuatro tipos importantes de fracturas del cráneo, incluyendo las siguientes:

    • Fracturas lineales del cráneo. Este es el tipo más común de fractura del cráneo. En una fractura lineal, hay una ruptura en el hueso, pero no mueve el hueso. Estos pacientes pueden ser observados en el hospital durante un breve periodo de tiempo y generalmente pueden reanudar sus actividades normales en unos pocos días. Generalmente, no es necesaria ninguna intervención.

    • Fractura del cráneo con hundimiento. Este tipo de fractura puede ser vista sin o con un corte en el cuero cabelludo. En esta fractura una parte del cráneo está hundida debido al traumatismo. Este tipo de fractura del cráneo puede requerir intervención quirúrgica, dependiendo de la severidad, para ayudar a corregir la deformidad.

    • Fractura del cráneo diastásica. Estas son fracturas que ocurren a lo largo de las líneas de sutura en el cráneo. Las suturas son las áreas entre los huesos en la cabeza que se funden cuando somos niños. En este tipo de fractura, las líneas de sutura normales se ensanchan. Estas fracturas se ven con más frecuencia en recién nacidos y niños mayores.

    • Fractura de la base del cráneo. Esta es el tipo más grave de fractura del cráneo, e involucra una ruptura en el hueso en la base del cráneo. Los pacientes con este tipo de fractura con frecuencia tienen moretones alrededor de los ojos y un moretón detrás de sus oídos. También pueden tener drenaje de fluido de su nariz u oídos debido a una rasgadura en parte de la cubierta del cerebro. Estos pacientes generalmente requieren observación cercana en el hospital.

  • Hematoma intracraneal (ICH). Ha varios tipos de ICH, o coágulos sanguíneos, en o alrededor del cerebro. Los tipos diferentes se clasifican por su ubicación en el cerebro. Estos pueden variar desde lesiones suaves en la cabeza hasta lesiones bastante graves y potencialmente fatales. Los tipos diferentes de ICH son los siguientes:

    • Hematoma epidural. Los hematomas epidurales ocurren cuando un coágulo sanguíneo se forma debajo del cráneo, pero por encima de la duramadre, la membrana resistente que recubre el cerebro. Generalmente vienen de un desgarre en una arteria que corre justo debajo del cráneo llamada arteria meníngea media. Los hematomas epidurales están generalmente asociados con una fractura del cráneo.

    • Hematoma subdural. Los hematomas subdurales ocurren cuando un coágulo sanguíneo se forma debajo del cráneo y debajo de la duramadre, pero afuera del cerebro. Estos se pueden formar de un desgarre en las venas que van del cerebro a la duramadre, o de un corte en el cerebro mismo. Algunas veces, pero no siempre, se asocian con una fractura del cráneo.

    • Contusión o hematoma intracraneal. Una contusión es un corte en el cerebro mismo. Una contusión causa hemorragia e inflamación dentro del cerebro alrededor del área donde fue golpeada la cabeza. Las contusiones pueden ocurrir con fracturas del cráneo u otros coágulos sanguíneos como un hematoma subdural o epidural. La hemorragia que ocurre dentro del cerebro (llamada también hemorragia intraparenquimal) algunas veces puede ocurrir espontáneamente. Cuando el trauma no es la causa, las causas más comunes son alta presión arterial de larga duración en adultos mayores, trastornos hemorrágicos en niños o adultos, o el uso de medicamentos que adelgazan la sangre o ciertas drogas ilegales.

    • Lesión axonal difusa (DAI). Estas lesiones son bastante comunes y generalmente son causadas por la agitación del cerebro de un lado al otro, lo que puede pasar en accidentes de autos, de caídas o del síndrome del bebé sacudido. Las lesiones difusas pueden ser leves, como con una conmoción, o pueden ser muy severas, como en la lesión axonal difusa (DAI). En la DAI, el paciente generalmente está en coma durante un periodo prolongado de tiempo, con lesiones en muchas partes diferentes del cerebro.

¿Qué causa una lesión en la cabeza?

Hay muchas causas de lesión en la cabeza en niños y adultos. Las lesiones traumáticas más comunes son de accidentes de vehículos (automóviles, motocicletas o ser golpeado como peatón), de violencia, caídas o como resultado de abuso infantil. Los hematomas subdurales y las hemorragias cerebrales (llamadas hemorragias intraparenquimales) algunas veces pueden ocurrir espontáneamente.

¿Qué causa los moretones y daños internos al cerebro?

Cuando se produce un golpe directo en la cabeza, cuando se sacude a un niño (como ocurre en muchos casos de abuso infantil) y en las lesiones del tipo del latigazo cervical (como ocurre en los accidentes de tráfico), los moretones del cerebro y el daño de los tejidos internos y de los vasos sanguíneos se deben a un mecanismo llamado golpe y contragolpe. Un moretón relacionado directamente con un trauma, en el sitio del impacto, se llama lesión porgolpe. Cuando el cerebro se sacude hacia atrás, puede golpear el cráneo en el lado opuesto y causar un moretón llamado lesión de contragolpe. La sacudida del cerebro contra los lados del cráneo pueden causar cizalladura (desgarre) del recubrimiento interno, tejidos, y vasos sanguíneo que pueden causar sangramiento interno, moretones o inflamación del cerebro.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión en la cabeza?

La persona puede tener grados variables de síntomas asociados con la severidad de la lesión en la cabeza. Los siguientes son los síntomas más comunes de una lesión en la cabeza. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Lesión leve en la cabeza:

    • Área levantada, inflamada de un moretón o chichón

    • Corte pequeño, superficial (poco profundo) en el cuero cabelludo

    • Cefalea

    • Sensibilidad al ruido y la luz

    • Irritabilidad

    • Confusión

    • Aturdimiento y/o mareos

    • Problemas con el equilibrio

    • Náuseas

    • Problemas con la memoria y/o concentración

    • Cambio en los patrones del sueño

    • Visión borrosa

    • Ojos "cansados"

    • Zumbido en los oídos (tinnitus)

    • Alteración del gusto

    • Fatiga o letargo

  • Lesión en la cabeza de moderada a severa (requiere atención médica inmediata), los síntomas pueden incluir cualquiera de los anteriores más: 

    • Pérdida de la consciencia

    • Cefalea severa que no mejora

    • Náuseas y vómitos repetidos

    • Pérdida de la memoria de corto plazo, como dificultad para recordar lo que ocurrió justo antes y durante el traumatismo.

    • Habla incoherente

    • Dificultad para caminar

    • Debilidad en un lado o área del cuerpo

    • Sudoración

    • Color pálido de la piel

    • Ataques o convulsiones

    • Cambios en la conducta incluyendo irritabilidad

    • Secreción de sangre o fluido claro de los oídos o nariz

    • Una pupila (área oscura en el centro del ojo) está dilatada, o se mira más grande, que la del otro ojo y no se constriñe, o se vuelve más pequeña, cuando se expone a la luz 

    • Corte profundo o laceración en el cuero cabelludo

    • Herida abierta en la cabeza

    • Objeto extraño penetrando en la cabeza

    • Coma (un estado de inconsciencia de la cual una persona no puede despertar; responde solo mínimamente, si acaso, a los estímulos; y no exhibe actividades voluntarias)

    • Estado vegetativo (una condición de daño cerebral en la cual una persona ha perdido sus habilidades de pensamiento y consciencia de sus alrededores, peto conserva algunas funciones básicas como respirar y circulación de la sangre)

    • Síndrome de Locked-in (una condición neurológica en la cual una persona está consciente y puede pensar y razonar, pero no puede hablar o moverse)

Los síntomas de una lesión en la cabeza pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con su médico para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las lesiones en la cabeza?

La total extensión del problema puede no ser completamente comprendida inmediatamente después de la la lesión, pero puede ser revelada con una evaluación médica integral y prueba de diagnóstico. El diagnóstico de una lesión en la cabeza es hecho con un examen físico y pruebas de diagnóstico. Durante el examen, el médico obtiene un historial médico completo del paciente y la familia y pregunta cómo ocurrió la lesión. El trauma en la cabeza puede causar problemas neurológicos y puede requerir seguimiento médico adicional.

Las pruebas de diagnóstico pueden incluir:

  • Pruebas de sangre

  • Rayos X. Una prueba diagnóstica que usa rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de los tejidos internos, huesos y órganos sobre una película.

  • Tomografía computarizada (llamada también un CT o CAT). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales, o axiales (llamadas con frecuencia rebanadas) del cuerpo. Un CT muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, músculos, grasa y órganos. Las CT son más detalladas que los rayos X generales.

  • Electroencefalograma (EEG). Un procedimiento que registra la actividad eléctrica continua del cerebro mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo

  • Imágenes por resonancia magnética (MRI). Un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo.

Tratamiento de una lesión en la cabeza

El tratamiento específico de una lesión en la cabeza será determinado por su médico con base en:

  • Su edad, salud global e historial médico

  • Extensión de la lesión en la cabeza

  • Tipo de lesión en la cabeza

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas del curso de la lesión en la cabeza

  • Su opinión o preferencia

Dependiendo de la severidad de la lesión, el tratamiento puede incluir:

  • Hielo

  • Descanso

  • Pomada antibiótica tópica y banda adhesiva

  • Observación

  • Atención médica inmediata

  • Puntos de sutura

  • Hospitalización para observación

  • Sedación moderada o asistencia a la respiración que requeriría sea colocado en una máquina de respiración, o ventilador o respirador mecánico

  • Cirugía

El tratamiento es individualizado, dependiendo de la extensión de la condición y la presencia de otras lesiones. Si el paciente tiene una lesión severa en la cabeza, él o ella puede requerir monitoreo de la presión intracraneal aumentada (presión dentro del cráneo). La lesión en la cabeza puede hacer que el cerebro se inflame. Ya que el cerebro está cubierto por el cráneo, solo hay una pequeña cantidad de espacio para que se hinche. Esto hace que aumente la presión dentro del cráneo, lo que puede conducir a daños cerebrales.

¿Cómo se monitorea la ICP?

La presión intracraneal se mide en dos maneras. Una manera es colocar un pequeño tubo hueco (catéter) en el espacio lleno de fluido en el cerebro (ventrículo). Otras veces, un pequeño dispositivo hueco (tornillo) se coloca a través del cráneo en el espacio entre el cráneo y el cerebro. Ambos dispositivos son insertados por el médico en la unidad de cuidados intensivos (ICU) o en la sala de cirugía. El dispositivo ICP se instala entonces a un monitor que da una lectura constante de la presión dentro del cráneo. Si la presión se eleva, se puede tratar de inmediato. Mientras el dispositivo ICP está en su lugar, al paciente se le dará medicamentos para mantenerse cómodo. Cuando la hinchazón ha disminuido y hay poca probabilidad de más hinchazón, el dispositivo será retirado.

Consideraciones para toda la vida para una persona con una lesión en la cabeza

La clave es promover un ambiente seguro para los niños y adultos y evitar que ocurran lesiones en la cabeza en el primer lugar. El uso de cinturones de seguridad cuando maneja el auto y casco (cuando se usa apropiadamente) para actividades, como andar en bicicleta, patinar y andar en patineta pueden proteger la cabeza de lesiones severas sostenidas.

Las personas que sufren una lesión severa en la cabeza, pueden perder fuerza muscular, destrezas motrices finas, la función del habla, visión, audición o del gusto, dependiendo de la región del cerebro involucrada y la severidad del daño cerebral. También pueden ocurrir cambios de largo o corto plazo en la personalidad o conducta. Estas personas requieren manejo médico y de rehabilitación de largo plazo (terapia física, ocupacional o del habla)

La extensión de la recuperación de la persona depende del tipo de lesión en la cabeza y otros problemas médicos que pueden estar presentes. Es importante enfocarse en maximizar las capacidades de la persona en el hogar y en la comunidad. El refuerzo positivo animará al paciente a fortalecer su autoestima y promover la independencia.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 7/1/2012
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
CareFirst Resources

Follow Us

Powered By Krames StayWell
Copyright © Krames StayWell except where otherwise noted.
About Us | Disclaimer