Imprima Envíe a un amigo

Tabletas o tabletas masticables de pemolina

¿Qué son las tabletas o tabletas masticables de pemolina?

La PEMOLINA (Cylert®) es un estimulante. La pemolina trata el trastorno del déficit de atención (TDA) con hiperactividad. Este medicamento se utiliza ocasionalmente para otros fines. Las leyes federales prohíben la administración de este medicamento a cualquier persona que no sea el paciente para quien el medicamento fue recetado. No comparta este medicamento con nadie

ATENCIÓN: Se ha suspendido la venta de pemolina en los EE.UU. debido a la posibilidad de toxicidad hepática. A partir de Noviembre 2005, este medicamento será suspendido en los EE.UU. Hable con su proveedor de atención médica sobre otros tratamientos para usted.

¿Qué debe saber mi profesional de la salud antes de recetarme pemolina?

Necesita saber si usted presenta alguno de los siguientes problemas o situaciones:

  • consume bebidas alcohólicas con frecuencia

  • enfermedad renal

  • enfermedad hepática

  • enfermedad psicótica o mental, estado de ánimo deprimido o ideas suicidas

  • pérdida de peso reciente

  • convulsiones

  • síndrome de Tourette

  • una reacción alérgica o inusual a la pemolina, a otros medicamentos, alimentos, colorantes o conservantes

  • si está embarazada o buscando quedar embarazada

  • si está amamantando a un bebé

¿Cómo debo tomar este medicamento?

Tome las tabletas de pemolina por vía oral. Siga las instrucciones de la etiqueta del medicamento. Las tabletas masticables actúan mejor si las mastica antes de ingerirlas. Trague las tabletas normales o masticadas con un vaso de agua. Tome sus dosis a intervalos regulares. No tome su medicamento con una frecuencia mayor que la indicada.

Recuerde, la receta para obtener pemolina es sólo para la persona para quien el medicamento fue recetado. Nunca comparta ni entregue el medicamento recetado a ninguna otra persona.

Comuníquese con su pediatra o con su profesional de la salud para informarse acerca del uso de este medicamento en niños. La pemolina se ha utilizado en niños de 6 años o más para el tratamiento del trastorno del déficit de atención.

¿Qué sucede si me olvido de una dosis?

Si olvida una dosis, tómela lo antes posible. Si es casi la hora de la próxima dosis, tome sólo esa dosis. No tome dosis adicionales o dobles.

¿Con qué puede interactuar la pemolina?

  • anfetamina o dextroanfetamina

  • bupropion

  • cafeína

  • litio

  • medicamentos para tratar problemas mentales o depresión

  • medicamentos para tratar resfríos o pérdida de peso

  • modafinilo

  • medicamentos para las convulsiones o la epilepsia

Explique al profesional que extiende sus recetas o a su profesional de la salud todos los otros medicamentos que esté tomando, incluyendo los medicamentos de venta libre, suplementos nutritivos o productos a base de hierbas. Si usted consume bebidas con cafeína o alcohol de manera frecuente, si fuma o si utiliza drogas ilegales, indíqueselo también a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud. Estas sustancias pueden afectar el modo en que actúan sus medicamentos. Antes de comenzar a tomar cualquiera de sus medicamentos o de dejar de hacerlo, consulte a su profesional de la salud.

¿A qué debo estar atento al tomar pemolina?

El uso de la pemolina requiere una cuidadosa supervisión. Visite al profesional que extiende sus recetas o a su profesional de la salud para chequear su evolución periódicamente. Deberá realizarse análisis de sangre dos veces por mes para controlar los efectos del medicamento en su hígado.

Luego de comenzar el tratamiento, pueden transcurrir tres o cuatro semanas hasta que sienta los efectos completos de la pemolina. Es posible que el profesional que extiende sus recetas o su profesional de la salud le indique que deje de tomar pemolina después de un tiempo para ver si es necesario que continúe tomándola. No deje de tomarla excepto si así lo indica el profesional que la recetó. Si siente necesidad de tomar más tabletas que la cantidad recetada o de tomarlas con mayor frecuencia, informe al profesional que extiende sus recetas o a su profesional de la salud.

Al comenzar a tomar este medicamento puede sentir poco apetito; éste es un efecto secundario frecuente. Para combatir este problema, ingiera pequeñas cantidades de comida o refrigerios con frecuencia. Si la falta de apetito persiste, consulte a quien extiende sus recetas. Se controlará cuidadosamente la evolución de la altura y del peso, así como también del crecimiento de los niños que toman este medicamento.

Tome su dosis diaria por la mañana para evitar problemas para dormir por la noche. Evite consumir bebidas que contienen cafeína y trate de acostarse todas las noches a la misma hora.

No tome este medicamento junto con otros medicamentos de venta libre sin consultar al profesional que extiende sus recetas o a su profesional de la salud, especialmente con medicamentos para resfríos y alergias o que ayudan a bajar de peso.

La pemolina puede ocultar signos de cansancio, reducir su coordinación o causar mareos. No conduzca ni utilice maquinaria ni haga nada que le exija permanecer en estado de alerta hasta que sepa cómo le afecta este medicamento. Los adultos de edad avanzada pueden ser más sensibles a estos efectos.

Si va a someterse a una operación u otro procedimiento médico, informe a quien extiende sus recetas, a su cirujano o a su profesional de la salud que está tomando pemolina.

¿Qué efectos secundarios puedo tener al utilizar pemolina?

Efectos secundarios que debe informar a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud tan pronto como sea posible:

Síntomas de problemas hepáticos tales como:

  • orina de color amarillo oscuro o marrón

  • náuseas o vómito severo

  • cansancio o debilidad inusual

  • color amarillento de los ojos o la piel

Otros efectos secundarios raros que debe informar a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud tan pronto como sea posible:

  • cambios en la visión o movimientos oculares

  • confusión

  • estado de ánimo deprimido o tristeza

  • fiebre

  • alucinaciones (ver y escuchar cosas que no existen)

  • latidos cardiacos rápidos o palpitaciones

  • convulsiones

  • erupción cutánea, picazón o ronchas

  • temblor, espasmos

  • movimientos incontrolables, especialmente de la cara, lengua, labios, brazos o piernas

  • cambios de humor o comportamiento inusuales

Efectos secundarios que, por lo general, no requieren atención médica (debe informarlos a quien extiende sus recetas o a su profesional de la salud si persisten o si son molestos):

Poco comunes o raros:

  • sensación de bienestar

  • sensación de mareo o aturdimiento

  • dolor estomacal

Más comunes, especialmente durante las primeras semanas del tratamiento:

  • poco apetito o pérdida del apetito

  • dolor de cabeza

  • descompostura estomacal leve

  • nerviosismo, inquietud o dificultad para dormir

  • pérdida de peso

¿Dónde puedo guardar mi medicina?

Manténgala fuera del alcance de los niños, en un recipiente que los niños pequeños no puedan abrir.

Guárdela a temperatura ambiente, a menos de 30 grados C (86 grados F). Mantenga el envase bien cerrado. Deseche todo medicamento sin utilizar después de su fecha de vencimiento.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 9/18/2006
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.